fbpx

“Me dicen que tengo que definir mi público ¿pero cómo hago si tengo varios?”

Esta es una pregunta que nos han hecho con mucha frecuencia últimamente. Y es cierto, una marca o negocio puede tener varios tipos de clientes, pero debemos tener muy claro quién es nuestro cliente ideal.

El cliente ideal, también conocido como Buyer Persona, es una personificación de nuestra audiencia. Es muy divertido hacerlo porque es como crear el personaje de un cuento. Puedes ponerle un nombre, una edad, qué le gusta hacer en su rutina diaria, qué estudió, cuáles son sus hobbies, si trabaja, si es madre/padre de familia, si le gusta la playa o la montaña, etc. Si se te da el dibujo o el diseño, puedes crearlo gráficamente hasta con un atuendo de cómo se vestiría.

¿Pero invento esos datos? Sí y no. Si bien son datos que formarán parte de una persona ficticia, esta información la vas recopilar de tu audiencia. Puede ser que tu negocio sea una veterinaria y tu target sean mujeres de 25 a 35 años amante de los animales. Pero ¿todas las mujeres de 25 a 35 años amantes de los animales son vegetarianas, son madres? Es ahí en dónde debes afinar más tu oído y escuchar a tu audiencia. ¿Quiénes son los que te siguen? ¿Con qué contenido y con qué tono se identifican más? Solo observando con detalle podrás saber qué intereses se repiten en tu audiencia.

Ok, luego de que ya tengas tu cliente ideal puedes comenzar a crear tus diferentes públicos. Y aquí puedes tener tantos públicos como servicios y productos tenga tu marca.
Puedes dividirlo por categoría de productos y también puedes dividirlo por la temperatura de tus clientes:

Clientes habituales y leales.
Si solo te compraron un vez.
Si te siguen por redes sociales pero no han comprado.
Personas que aún no te conocer pero pueden comenzar a seguirte porque les interesa tu producto o el servicio que ofreces.

Y ¿qué hago con tantos “tipos de clientes”? Aquí es donde comienza la magia del contenido y de las campañas: segmentación. Dependiendo del objetivo que quieres plantearte en ese momento, puedes generar diferentes campañas para diferentes públicos y así dirigir tu comunicación con la segmentación adecuada.

Y ¿qué hago para mostrar esa comunicación en mi página web? Puedes generar rutas diferentes para cada grupo de cliente. Por ejemplo, si eres una consultora que dicta cursos, pero al mismo tiempo reclutas consultores para formar un equipo de trabajo, puedes tener pestañas con rutas diferentes en tu página e información de interés para cada grupo.

Sabemos que puede leerse complicado, pero es más fácil de lo que imaginas. Sólo tienes que escuchar y definir. Así que manos a la obra.

Karina Torres

Karina Torres

Karina Torres Mota, también conocida como Kiki. Periodista, Copywriting y Social Media Strategist. Una de mis pasiones es la escritura y me encanta enseñar cómo comunicar a través de las redes sociales para hacer de ese medio masivo un mundo con intención.

One Comment

Leave a Reply